ENGLISH
INICIAR SESIÓN
18 Febrero, 2017

Cosecha de agua, un milagro de la agricultura

GlobalMet

La cosecha de agua se define como la recolección del vital líquido derivado de las lluvias para usarlo con fines productivos.

Al ser la escasez de agua un fenómeno que tiene un impacto negativo en la agricultura, es importante resaltar que la falta de este recurso natural para el desarrollo de los cultivos conlleva a la búsqueda de múltiples soluciones, siendo la cosecha de agua una de las más efectivas.

El uso de agua de lluvia para cubrir las necesidades de producción agrícola es una estrategia que se ha practicado desde hace miles de años, especialmente en zonas rurales. A esto hay que añadir que las técnicas de aprovechamiento del recurso pluvial se han ido perfeccionando a lo largo del tiempo.

La captación y el almacenamiento de agua pluvial que se destina a los cultivos se realiza mediante variadas técnicas, siendo algunas de estas la cosecha del vital líquido en techos de vivienda y otras estructuras impermeables, así como la construcción de obras que la reserven tales como presas de concreto, bordos de abrevadero, mampostería, aljibes, techos cuenca u ollas.

Otros métodos comunes en la cosecha del agua son la microcaptación y la macrocaptación. El primero consiste en captar la corriente de agua de lluvia generada dentro del propio terreno de cultivo, con el propósito de infiltrarla para que sea aprovechada por los sembradíos. El segundo es similar al anterior pero se aplica en áreas más grandes y en zonas áridas o semiáridas.

Uno de los principales compromisos de la SAGARPA es combatir el problema de la falta de agua del componente de Infraestructura Productiva en Apoyo a la Conservación del Suelo y Agua (IPASA), que en los últimos años ha generado infraestructura para dotar de agua a más de tres millones de habitantes de zonas rurales.

Fuente: sagarpa.gob.mx

*La información en este artículo es responsabilidad de la fuente, GLOBALMET queda exento de toda responsabilidad derivada de su incorrección, omisión o falta de actualización.

Regresar
15 Agosto,2017

BENEFICIOS DE LA METEOROLOGÍA AGRÍCOLA

GlobalMet

La Meteorología Agrícola es la ciencia aplicada que estudia la influencia del tiempo atmosférico y el clima sobre la productividad agrícola, la ganadería y la silvicultura. Esta ciencia trata de las acciones mutuas que se ejercen entre los factores meteorológicos e hidrológicos, por una parte, y la agricultura en su sentido más amplio, por la otra; establece las exigencias de los cultivos y de los animales de crianza hacia las condiciones climáticas mediante la aplicación de métodos estadísticos especiales y a partir de esas exigencias, expresadas en forma de modelos matemáticos, elabora métodos agrometeorológicos de pronósticos de fases fundamentales de desarrollo de los cultivos y de sus rendimientos y, además, lleva a cabo la zonificación agroclimática de un territorio teniendo en cuenta la distribución espacio – temporal de los factores del clima que limitan la producción agropecuaria.

Objetivo general

Su objetivo es detectar y definir dichos efectos, para después aplicar los conocimientos que se tienen de la atmósfera a los aspectos prácticos de la agricultura.

Objetivos Específicos

Extender y utilizar los conocimientos que se tienen de la atmósfera y de los procesos relacionados con ella con el fin de optimizar la producción agrícola sostenible utilizando el máximo de los recursos del tiempo atmosférico y con un daño mínimo hacia el ambiente y conservar los recursos naturales.

La Meteorología Agrícola incluye:

Las ciencias de la tierra (físicas), específicamente la física de la atmósfera (es decir, la meteorología, pero también la ciencia del suelo y la hidrología).

Ciertas ciencias biológicas, específicamente la botánica, la fisiología y patología animal y ciencias asociadas a la agricultura.

Alcance de la Meteorología Agrícola
Su campo de interés se extiende desde la capa del suelo, donde se hallan las más profundas raíces de las plantas y árboles, pasando por la capa de aire próxima al suelo en la que los cultivos, árboles y animales viven, hasta alcanzar los más elevados niveles de la atmósfera que interesan a la aerobiología, siendo esta última capa de gran interés para el transporte de semillas, esporas, polen e insectos.

Además del clima natural y sus variaciones locales, la meteorología agrícola trata de las modificaciones del medio ambiente, como las producidas por las barreras rompevientos y la irrigación, de las condiciones climáticas durante el almacenamiento, tanto en el interior como sobre el terreno, de las condiciones ambientales en los alojamientos del ganado y en los edificios agrícolas y por último en el interior de los vehículos durante el transporte de los productos agrícolas.

Importancia del tiempo atmosférico y del clima para la producción agrícola
La producción agropecuaria actual depende aún del tiempo atmosférico y del clima a pesar de los espectaculares progresos que la tecnología agrícola ha realizado en las últimas décadas.El conocimiento de los recursos ambientales disponibles y de las condiciones previstas desde las capas situadas debajo de la superficie del suelo, pasando por la interfase suelo ‑ aire hasta llegar a los niveles inferiores de la atmósfera, permiten establecer directrices para tomar decisiones estratégicas en lo que se refiere a la planificación a largo plazo de los sistemas agrícolas.

Como ejemplos típicos se pueden citar la planificación de sistemas de riego, la elección de los programas de aprovechamiento y cultivo de las tierras, así como la selección de cultivos y animales, variedades y razas y, por último, de la maquinaria agrícola.

La aplicación práctica de estos conocimientos va unida a la disponibilidad y precisión de predicciones meteorológicas en función de la escala de tiempo de que se trate. Estas predicciones cubren desde las características detalladas de las condiciones meteorológicas que han de producirse a muy corto plazo, a mediano plazo, a largo plazo, hasta las predicciones estacionales. Incluso resultan útiles las indicaciones de la posible variabilidad climática en función de los registros climáticos históricos obtenidos a partir de los datos u otros antecedentes, especialmente en el caso de las estadísticas de probabilidad, con objeto de que los planes de desarrollo no pierdan su significación con motivo de un cambio notable del comportamiento del tiempo meteorológico.

Fuente: fao.com

*La información en este artículo es responsabilidad de la fuente, GLOBALMET queda exento de toda responsabilidad derivada de su incorrección, omisión o falta de actualización.

Regresar
14 febrero, 2018

LAS ESTACIONES METEOROLOGICAS

GlobalMet

La agricultura de cada zona depende directamente de la climatología de dicho lugar. Son importantes para tener en cuenta las lluvias, el tipo de suelo, el agua absorbida por la planta, la que retiene el suelo, la cantidad de agua que se evapora, el ciclo vegetativo del cultivo. Para disponer de le estos datos climatológicos que nos van a marcar el crecimiento y desarrollo de los cultivos se están instalando estaciones meteorológicas automatizadas en las zonas de agricultura.

Concepto de estación meteorológica automatizada

Una estación meteorológica automatizada es un sistema o una estructura que incluye sensores que registran y almacenan información meteorológica en tiempo real y de modo automático. Testean datos de variables como precipitaciones, velocidad y dirección del viento, temperatura, radiación solar, humedad relativa, punto de rocío, presión atmosférica, evapotranspiración…El envío de estos datos aun PC u ordenador portátil posibilita una previsión para varias horas o permite al software analizar y comparar la fluctuación meteorológica mediante gráficos y diagramas la previsión de un tiempo prolongado.

Los componentes tipo de una estación automática son:

  • torre o trípode
  • sensores
  • Sistema de adquisición de datos (datalogger)
  • comunicaciones (modem, radio)


Estaciones meteorológicas en la agricultura

Cada vez más se está popularizando el uso de estaciones meteorológicas automáticas en la agricultura ya que la posesión de estos datos proporciona a los agricultores la oportunidad de tomar decisiones para disminuir el impacto de las condiciones adversas del tiempo sobre los cultivos y organizar su calendario de labores, tratamientos y riegos.

Existen redes meteorológicas, que son un conjunto de estaciones meteorológicas automatizadas distribuidas por una zona o región. Estas recogen los datos de forma continua y los envían a una base desde la que son procesados e interpretados y desde donde se ponen a disposición de los usuarios.

 

Principales ventajas de la disposición de los datos climatológicos en agricultura

El conocimiento de esta información les sirve a los agricultores para:

  •  Los cálculos de necesidades de riego
  • Cálculos de humedad y seguía en cultivos
  • Control de la acumulación de unidades de frío y calor de sus cultivos
  • Predicción para la aparición de plagas y/o enfermedades
  • Pronósticos para las cosechas
  • Elección de la fecha de siembra
  • Elección de días para fertilización o cualquier laboreo.




Fuente: riego.com

*La información en este artículo es responsabilidad de la fuente, GLOBALMET queda exento de toda responsabilidad derivada de su incorrección, omisión o falta de actualización.

Regresar
Solicitar más información